Diputado Bernales acusa que desmantelamiento de barcos en Chinquihue resultó ser una mentira

La acusación la efectuó en una sesión en el congreso en que calificó el hecho como un «favor» a privados.

En sesión de la Cámara Baja el parlamentario afirmó que “el desmantelamiento de barcos en Chinquihue terminó siendo una mentira”. Señaló que la acción fue en realidad “un favor” para un privado y no la recuperación de espacios públicos para la ciudadanía.

Por tanto, el diputado pidió que la Cámara Baja investigue lo sucedido con el desarme de barcos de la ciudad de Puerto Montt. El legislador que impulsó junto a los vecinos y vecinas de Villa Marina el retiro de estas embarcaciones y de esa forma también, prevenir daños al ecosistema producto de restos de combustible y oxidación, expuso su molestia y exigió que la Armada que dé una explicación.

“No voy a tolerar que le tomen el pelo a las y los puertomontinos y mucho menos que nos ocupen a nosotros para engañar a la gente. El 2018 levantamos la agenda sobre el cementerio de barcos en que se había convertido el borde costero de nuestra ciudad, en especial el sector de Chinquihue. En esa fecha pedimos a la Armada un catastro de los barcos abandonados y el año pasado sesionó una mesa de trabajo junto al Gobernador Regional, donde la Armada lideró este espacio y se comprometieron a retirar estos barcos con motivo de recuperar el espacio público para la ciudadanía”, precisó el diputado.

Recordó, que en enero de este año se produjo el retiro del primer barco abandonado en Chinquihue, ocasión en donde se celebró la recuperación de ese espacio, como también la protección al medio ambiente, lugar que hoy se encuentra cerrado con una gran pandereta.

“Al contactarme con la Capitanía de Puerto me indican que es concesionado, es decir despejamos un lugar público para que ahora lo ocupe un privado. Me siento engañado, por eso pido que se oficie a la Armada y que nos dé cuenta de esta situación y se oficie también al Ministerio de Defensa que nos indique los montos involucrados y si es necesario que se inicien los sumarios correspondientes. Así es como se pierde la confianza en las instituciones, mientras la Armada limpia la playa a un privado con recursos públicos, los vecinos de Villa Marina y de otros sectores de Puerto Montt siguen viviendo en la basura y con ruidos”, cerró Bernales.

Deja tu comentarios aqui

Deja un comentario