Emprendedora de Castro recibió apoyo de Fundación Luksic

Café cargado con la historia de Chiloé:

En la localidad de Rilán, Dolly Galindo instaló su Café La Península. Un emprendimiento que lleva grabada la historia de una de las 16 iglesias de Chiloé, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. 

A un costado de la tradicional Iglesia de Santa María de Rilán, ubicada a pasos de la Plaza de Armas de esta sureña localidad, en Castro, Dolly Galindo instaló su “Café La Península”. Su emprendimiento se ha transformado en una excelente opción para que los turistas puedan hacer una parada, justo al lado de una de las 16 iglesias de madera de Chiloé, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Antes de comenzar su emprendimiento, Dolly había sido la guía turística de la Iglesia de Rilán por muchos años, por lo tanto, conocía bien su historia y el valor que tiene para visitantes extranjeros y lugareños. Fue entonces cuando se le ocurrió hacer un café justo ahí, porque sabía que quienes llegaban a conocer la Iglesia de Rilán, podrían aprovechar de descansar y disfrutar un café antes de seguir el tour. Además,  ella podría compartir sus conocimientos con los visitantes.

“Le comenté la idea a mi sobrina Constanza, quien estudia Ingeniería en Turismo y es mi fiel compañera en este emprendimiento, y me incentivó aún más. Con esa energía fui a hablar con el Padre para que por favor me arrendara un espacio al costado de la iglesia porque quería hacer mi café. Él me dijo que sí y en noviembre de 2018 abrimos. Toda la gente de Rilán estaba contenta porque no había algo similar en el pueblo”, cuenta.

La emprendedora comenzó su trabajo con una cafetera pequeña y doméstica. “Tuve tres de las mismas porque se me quemaban, a veces llegaban buses llenos de turistas y había que aprovechar”, recuerda. En 2020, el programa Impulso Inicial la apoyó con una máquina de café espresso profesional especial para cafeterías, con la que se ha hecho mucho más fácil el trabajo y ha podido aumentar su capacidad de atención.

El programa de Fundación Luksic busca dar oportunidades a emprendedores y deportistas de todo el país a través de aportes concretos como maquinarias, materias primas e indumentaria. En 2020, ante la pandemia, Impulso Inicial redobló su labor logrando concretar apoyos para 2.276 personas en todo el país. El programa funciona durante todo el año respondiendo solicitudes que llegan directamente a sus redes sociales, las que se encuentran en www.impulsoinicial.cl.

El Café La Península se mantiene como un negocio familiar, en el que venden café, pasteles dulces y artesanía local, moderna y de diseñadores de la zona. “Conversamos mucho con los clientes y les cuento leyendas, entre otras anécdotas. Es un lugar lindo donde me gusta estar”, cuenta Dolly. Si bien durante la pandemia han tenido que cerrar el local en distintas oportunidades debido a las cuarentenas, a principios de marzo pudieron abrir sus puertas nuevamente y seguir atendiendo público. La emprendedora asegura que pronto espera abrir sus puertas con normalidad. 

Deja tu comentarios aqui

Deja un comentario