Municipio de Castro, apoya campaña para evitar ataques de perros a trabajadores

La Dirección de Seguridad Pública y la Oficina de Tenencia Responsable se sumaron a una iniciativa para contener a las mascotas al momento de que operarios registren el consumo básico de un hogar.

En el marco de una alianza entre la Dirección de Seguridad Pública de Castro Municipio, junto a la Oficina de Tenencia Responsable de Mascotas, y la empresa Saesa, se lanzó una campaña para concientizar sobre la responsabilidad que cada hogar tiene con sus animales de compañía.

Incentivando la Tenencia Responsable, la iniciativa busca entre otras cosas que las mascotas no ataquen a los trabajadores que van a tomar las medidas de los consumos básicos como la electricidad.

En la actividad, realizada en la Plaza de Armas, se entregaron volantes a los transeúntes con información respecto al cuidado de sus perros y se entregaron consejos para que los canes permanezcan guardados al momento de la llegada de un operario a cumplir con su labor. 

Lorena Barría, Directora de Seguridad Ciudadana de Castro Municipio, explicó que los ataques de perros ocurren con frecuencia y muchas veces los más afectados son los trabajadores.  “Tenemos que pensar en ellos como personas, como funcionarios y personas, debemos resguardarlos. Es por eso que hacemos un llamado a la ciudadanía a la tenencia responsable de sus mascotas, de sus perros específicamente, para que ésta función que es tan importante -como es la regulación de los registros del consumo eléctrico – se realice con la mayor seguridad”.

Por su parte, la médico veterinaria y coordinadora del Centro Veterinario Municipal, Martina Bauchman, presente en la ocasión, entregó una serie de consejos para evitar posibles ataques de los perros al momento del arribo de un trabajador de Saesa. “Si es que van a sacar a sus mascotas, esto se debe hacer con correa y con supervisión, si es que se tiene un animal dentro del domicilio y saben que se va a ir a medir la luz o saben que su animal es agresivo, tratar de dejarlo en un lugar distinto, amarrado o apartado del lugar donde está el medidor para que la persona pueda acceder sin problema”, sostuvo la profesional, agregando que el comportamiento del perro responde a que ese es su territorio, por tanto es responsabilidad de la familia contenerlo.

Deja tu comentarios aqui

Deja un comentario