Profesionales de ONG Coincide finalizaron con éxito proceso formativo para fortalecer trabajo con la infancia

“Evaluación e intervención terapéutica para la promoción de la parentalidad”, se denominó el diplomado que lideró la consultora Aprender a Crecer

Profesionales de distintos programas que ejecuta la ONG Coincide, finalizaron un diplomado de intensas 240 horas vía telemática, espacio de aprendizaje donde se profundizaron estrategias y metodologías para el trabajo con usuarios, principalmente familias, niñas, niños y adolescentes.

La especialización que lideró la Consultora Aprender a Crecer se desarrolló mediante tres bloques: intervención parental, estrategias de intervención e integración de conocimientos, finalizando con la realización de una tesina por parte de los alumnos.

María Pía García, directora de Aprender a Crecer, explicó que el diplomado integró una variedad de estrategias para mejorar competencias parentales, que se pudieron desarrollar a través de clases videograbas, material complementario, material de lectura y ejercicios prácticos para cada asignatura. “Siento que los aprendizajes más poderosos por parte de los alumnos, de acuerdo a lo que me reportaron, es que de alguna manera ayudó y contribuyó a la integración personal de historias traumáticas en cada uno de los alumnos. Está súper reconocido que los profesionales del área de infancia que se dedican a trabajar en torno al dolor y sufrimiento infantil, fuimos niños en nuestras infancias muy traumatizados, muchos de nosotros. Por lo tanto, es un diplomado que removió cosas, y ayudó mucho al auto conocimiento y sanación personal”, expresó.

Agregó que el diplomado “nutrió de herramientas prácticas y concretas a los profesionales. Entonces, se sienten con mayor autoeficacia y herramientas para trabajar con familias multiestresadas”.

Camila Lepe, trabajadora social del Programa de Prevención Focalizada (PPF) Río Negro – Purranque, evaluó el proceso de aprendizajes, valorando los aprendizajes logrados para un mejor desempeño en su equipo laboral. “Si bien la primera parte es de diagnóstico, en la cual aplicamos instrumentos de evaluación y a través de la teoría vemos las principales necesidades de niños y familias, luego el trabajo ya es más de un año en el cual hacemos intervención directa con las familias. Y aquí es que se necesitan las herramientas de intervención directa: Como interventora, uno tiene los objetivos a trabajar y lo que se quiere lograr, pero ¿cómo se lleva esto o se trabaja con la familia? el diplomado da herramientas técnicas que se pueden utilizar y que permiten darse cuenta de lo que uno quiere fortalecer a través de tal actividad”, observó.

A ello, añadió que “creo que la etapa más larga e importante del PPF es la intervención, siento que el diplomado es esencial en relación a los aprendizajes que entregó porque da herramientas prácticas y directas para trabajar con las familias y se usan en el día a día, durante todo el año”, sostuvo la profesional.

El término del proceso del diplomado implicó para cada uno de los participantes el desarrollo de una evaluación familiar y diseño de un plan de intervención. Los profesionales de ONG Coincide que a la actualidad finalizaron el proceso, participaron de una ceremonia de titulación vía telemática el día lunes 13 de junio.

Deja tu comentarios aqui

Deja un comentario